¿Puedo cambiar un carro financiado por otro?

En ciertos casos, quienes han logrado financiar su automóvil, se hacen una pregunta constante: ¿Puedo cambiar mi auto si aún lo estoy pagando? La respuesta a esta interrogante es simple: ¡Claro que sí!

puedo cambiar un carro financiado por otro

Sin embargo, primero necesitas saber una serie de aspectos para que el proceso no se te vuelva un trámite complicado. En concreto, se requiere de cierto papeleo para hacerlo. Pero, no te preocupes. A continuación, te contamos todo al respecto.

Índice
  1. ¿Cómo cambiar mi auto si aún lo estoy pagando?
  2. ¿Dónde puedo cambiar mi carro por otro?

¿Cómo cambiar mi auto si aún lo estoy pagando?

Para que sepas correctamente el procedimiento que debes llevar a cabo, primeramente, tienes que conseguir el monto de liquidación de la financiación que actualmente posees. Asimismo, se requiere que chequees que el certificado V5 se encuentre a tu nombre.

Una vez que hayas hecho averiguado lo anterior, tendrás que informarte sobre la valoración del carro que en la actualidad estás pagando. Hoy en día, en la web, existen varias herramientas digitales para conocer el costo del mismo. Si recurres a una de esta, por lo general, se pide que indiques ciertos detalles del vehículo para darte un monto concreto.

Ahora bien, para cambiar un auto financiado se necesita que procedas de la siguiente forma:

PASO 1. Calcula su valor

Para ello tendrás que hacer una simple operación matemática: resta el precio que obtuviste anteriormente a la cifra de liquidación. Lo que obtienes de esto es el capital disponible de tu automóvil.

En caso de obtener una cifra adecuada, podrás proceder con el cambio si aún lo estás pagando. Pero, ¿por qué? Se debe a que ese dinero te sirve en la transacción que pretendes efectuar, es decir, en este intercambio por otro vehículo.

Aunque, si el monto es negativo, el tema será un poco más complejo, ya que tendrás que abonar esa suma a la que no llegaste más el costo del nuevo carro. Si bien esto no implica que no puedas hacer la gestión, lo que ocurre es que terminará siendo mucho más costoso.

puedo cambiar un carro financiado por otro

PASO 2. Averigua cuál es la fecha de la domiciliación bancaria

Si elegiste esta opción para realizar el pago de la financiación de tu auto, en esta instancia lo que debes hacer es comprobar el día en el que estos ingresan. Esto es importante ya que gracias a ello la cifra de liquidación continuará disminuyendo cuando impacten mensualmente.

PASO 3. Escoge entre el acuerdo HP o PCP

¿Estás determinado a efectuar el cambio de tu carro por otro? Bueno, de ser así cuentas con dos alternativas de financiación. Estas son: Contrato de compraventa personal (PCP, por sus siglas en ingles) y Compra a plazos (HP)

La primera consiste en una opción flexible de financiación mediante la cual una parte del pago puede ser aplazado hasta el final del contrato. Es conveniente si buscas que las cuotas mensuales sean bajas. Cuando este termina se te ofrecen 3 opciones:

  • Regresar el auto
  • Cambiarlo por otro
  • Adquirir el carro, pero abonando el “pago global” o “cuota opcional de compra”.

Aclaración: Si eliges la primera tendrás que estar preparado para hacerte cargo de los daños injustificados, si es que los hay, del vehículo o si sobrepasaste el kilometraje que habías pactado en el acuerdo. Pero, en caso de que optes por la segunda deberás adherirte a un nuevo contrato de financiación.

En cuanto a la compra a plazos (HP), esta te permite recibir el auto al finalizarla el acuerdo. Por lo general, los plazos van de 12 a 60 meses. Al inicio, se te pide que abones un pago inicial y, en base a esto, se determinará el monto que pagarás cada mes. Entonces, cuanto mayor sea el depósito, las cuotas serán más bajas.

Si te preguntas cuál es la ventaja entre una y otra, la respuesta es que el HP no genera cargos extras al finalizar el contrato por el motivo que fuese. Sin embargo, debes comprometerte a pagarlo en tiempo y forma, puesto que si por alguna razón se te escapa el pago de una mensualidad, podrías ver afectado tu score crediticio. Además, el auto puede llegar a ser embargado si incumples la política que firmaste. Ante estos posibles inconvenientes, el PCP sería una mejor alternativa.

¿Dónde puedo cambiar mi carro por otro?

Un aspecto relevante y que te será de gran utilidad es que si ya decidiste en proceder con el cambio y tu contrato fue tramitado mediante el acuerdo PCP, es recomendable que esperes a que este haya terminado. De esa forma te aseguras que el proceso sea más simple y sin mayores complicaciones burocráticas.

Ten en cuenta que estos acuerdos están diseñados para que el carro cueste más que el “Valor futuro mínimo garantizado” (GMFV), que anteriormente mencionamos como “pago global”. Así podrás hacer el cambio de un auto por otro y no tendrás que gasta más de lo debido.

donde puedo cambiar mi carro por otro

Recuerda que para cambiar mi auto si aún lo estoy pagando requerirás realizar el pago de una cuota de liquidación y terminar la financiación del coche anterior. De ser así, no es necesario que te preocupes por lo que aún adeudas, ya que puedes optar por la refinanciación.

Ahora, para que sepas donde puedo cambiar mi carro por otro, uno de los sitios es en la concesionaria en la que obtuviste el contrato de tu actual vehículo. Sin embargo, es importante que procures no cometer los siguientes errores:

  • No realices reparaciones o cambio de neumático Por lo general se cree que realizar una modificación podría hacer que el precio del automóvil aumente y así haya mejores condiciones a la hora del intercambio, pero esto está muy alejado de la realidad. Así que no pierdas tu dinero.
  • Ten cuidado con exagerar en el valor del carro. Las personas suelen buscar cualquier camino para demostrar que el costo de su automóvil es elevado. Sin embargo, empeñarse en hallar un precio alto será una pérdida de tiempo. Las tasaciones que arrojan los sitios webs especializados en ello por lo general son subjetivas. El concesionario es el encargado en determinar el valor que puede ser menor a lo que se estima. Por ello, lo recomendable es enfocarse en negociar el costo del próximo auto.
  • Mentir para conseguir un mejor acuerdo. En ciertos casos, los compradores guardan información o dan datos falsos sobre la oferta con el objetivo de manipular al agente de la concesionaria. No obstante, esto podría incriminarte y evitar que puedas cambiar tu auto por otro. Claro que si esta es real, probablemente, tengas buenas posibilidades para recibir un buen trato.

También existen otros lugares donde puedes cambiar tu carro viejo por uno nuevo. Hay páginas webs en las cuales tienes la opción de ingresar tanto para conseguir más información al respecto u obtener una oferta adecuada. Por ejemplo, CarStore y Evans Halshaw cuentan con asesores para que desde tu casa hagas el trámite de sustituir tu auto financiado.

¡Déjanos tu voto!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies con el fin de ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web.Puedes informarte de las cookies utilizadas o desactivarlas aquí. Más información