Préstamos por título de carro: qué son y cómo funcionan

Dentro de la gama de préstamos podemos encontrar desde créditos personales, hipotecarios y aquellos con los que podemos comprar un vehículo. Pues bien, dentro de estos últimos están los préstamos por título de carro.

prestamos por titulo de carro

Si bien es una alternativa que podría beneficiarte, hay que conocer muy bien para qué sirven y cómo funcionan. De lo contrario, podrías sufrir una serie de inconvenientes si no llegas a pagar las cuotas a tiempo. En este artículo, te contamos lo que debes saber respecto a este préstamo.

Índice
  1. ¿Qué es un préstamo por título de carro?
  2. ¿Cómo funcionan los préstamos de título de carro?
  3. Desventajas de los préstamos de dinero por título de carro
  4. Alternativas a empeñar un título de carro

¿Qué es un préstamo por título de carro?

Se trata de un préstamo que te permite solicitar entre un 25% y 50% del costo del automóvil que adquiriste, pero con una estricta condición: dar a cambio al prestamista o entidad financiera, el título del carro a modo de garantía en caso de que dejes de pagar las cuotas.

Consisten en un préstamo por un corto plazo. Duran entre 15 y 30 días. En la mayoría de los casos, solo puede ser solicitado por el dueño del auto. Si bien es poco probable, algunos prestamistas brindan un préstamo de título de carro si el mismo ya está prácticamente pago.

que es un prestamo por título de carro

Expertos explican que el préstamo sobre el título del auto, utiliza el capital del mismo a modo de garantía del dinero que vas a solicitar. Si bien el término “automóvil” está en el nombre del préstamo, estos también pueden utilizarse para otros vehículos como motos, barcos, etc.

Habiendo comprendido qué es implica este préstamo, debes saber que para poder recuperar el título, el crédito tendrá que pagarse por completo, tanto las cuotas como las comisiones que el prestamista te haya cobrado para prestarte el dinero.

¿Cómo funcionan los préstamos de título de carro?

En primer lugar, hay que estar al tanto de que existen diferentes versiones, esto en cuanto al tipo de pago. Algunos pueden ser mediante una cancelación única, es decir, que el prestatario deberá abonar un importe total (más el interés) en un plazo previamente pactado. Mientras que los prestamos de título de carro a plazos, que tendrán una TAE mucho más elevada, se podrán devolver de 3 a 6 meses, según lo que establezca el prestamista.

Vale reiterar que las comisiones no son para nada económicas. Todo lo contrario. Los prestamos de título de auto suelen llevar una comisión de financiamiento mensual cercana al 25%, lo que en términos de TAE se traduce en un 300% aproximadamente. Entonces, por un préstamo de $1.000, deberás abonar intereses de unos $250, si lo pagas en 30 días.

Sin embargo, si llegases a retrasarte, los intereses aumentarán por lo que podrías terminar pagando un saldo mayor al monto inicial. Además, no podemos dejar de lado el dinero que se paga en concepto de los honorarios adicionales por la documentación, tramitación y por autenticidad.

como funcionan los prestamos de titulo auto

Algunos prestamistas te solicitarán que el auto tenga un título limpio, un GAP Insurance, documento de identificación con fotografía y un juego extra de llaves (esto último no lo piden todos). Aunque puede ser fácil solicitar uno, esto puede implicar una serie de riesgos y costos excesivamente altos. Inclusive, algunas entidades financieras instalan un GPS en el carro, conocido como “Interruptor de encendido”.

Este mecanismo lo que hace es que el carro no arranque, para así tener una excusa para cobrar una deuda o pedir el embargo del vehículo. Todo esto puede llevar a niveles de ansiedad elevados, ya que el propietario podría perder por completo su activo financiero, que en muchos casos suele ser lo único que tiene una persona en este aspecto adquisitivo.

Pero entonces, ¿cómo funciona? Digamos que tienes un vehículo valorado por $5.000 y requieres de $1.000 para terminar de pagarlo, pero no cuentas con más dinero y lo necesitas con urgencia. Este tipo de préstamo te permitirá solicitar un crédito sobre el coche para obtener dicha cantidad a la brevedad. Como verás, es bastante similar al funcionamiento de una hipoteca, en la cual se utiliza la casa como una garantía.

Desventajas de los préstamos de dinero por título de carro

Como ya hemos visto, solicitar este tipo de préstamo conlleva varios inconvenientes. Entre ellos destacan:

  • Cortos períodos de reembolso muy ajustados.
  • Tasas de interés muy altas.
  • Posible pérdida del carro, si no se paga el crédito.

Por lo tanto, se torna en una situación muy complicada para quienes cuentan con dificultadas para hacer el pago. De esta forma, siempre se mantendrá en un ciclo constante de deuda. Una de las principales desventajas, es que si no pagas el préstamo, podrías perder el título del carro.

Según información de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor basado en datos de 2016, el 20% de quienes solicitan un préstamo de título de auto terminan con sus coches embargados. Sin dudas, un alto porcentaje.

Asimismo, aquellos prestamistas que recurren a la instalación del GPS para evitar que lo enciendas, buscan manipular todo el proceso para quedarse con el auto. No tendrás formar de reclamar. Por ello, debes estar muy seguro antes de solicitarlo.

Alternativas a empeñar un título de carro

Expertos en la materia, recomiendan optar por un préstamo ante un banco, cooperativa de crédito o entidad financiera confiable. A través de estos conseguirás opciones mucho más viables y seguras.

Lo que ocurre, es que muchos evitan a los prestamistas tradicional por suponer que su historial crediticio no es el mejor. Para que esto no suceda, asegúrate de informarte sobre tu puntuación FICO. Algunos burós de crédito disponen de esta información gratis en sus sitios webs.

contrato prestamo titulo coche

No te dejes llevar por las creencias que necesitas de un score perfecto o que tienes que contar sí o sí con una cuenta bancaria. Nunca está demás investigar un poco al respecto, ya que de esta forma hallarás alternativas confiables para solicitar un préstamo que te brinde la posibilidad de terminar de pagar tu auto.

Muchos bancos ofrecen opciones flexibles sin la necesidad de poner en medio el título del coche. Sobre todo indaga si hay cooperativas de crédito en tu ciudad. Estas suelen trabajar con personas que no se encuentren bancarizadas.

Incluso, puede sacarte de apuro terminar de pagar el monto restante de tu carro con tarjetas de crédito. Si bien tu deuda se verá aumentada, los intereses que manejan son menores que los que pagarías con un préstamo de título de automóvil.

Sin embargo, si crees que la única alternativa es esta, revisa bien las condiciones del préstamo para evitar que seas estafado o engañado. No olvides que el prestamista está obligado a facilitarte esta información por escrito. Así lo establece la ley federal de Estados Unidos. Si eliges tramitarlo, recuerda que los costos son tan altos, que realmente no valen la pena por el riesgo que estás tomando. Siempre averigua otras opciones más confiables y que no impliquen que tu auto pueda ser embargado.

¡Déjanos tu voto!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies con el fin de ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web.Puedes informarte de las cookies utilizadas o desactivarlas aquí. Más información