La Ley Limón: Esto es todo lo que necesitas saber

Al comprar un vehículo, debemos conocer cada detalle sobre él, ya sea que pretendas adquirirlo en un concesionario o mediante un dueño particular. Aunque no lo creas, muchos de estos buscarán venderte un carro que sea Limón.

ley limon usa

Pero, ¿qué significa esto? ¿Cómo puedo darme cuenta si aun auto tiene un título de este tipo? A continuación, te presentamos toda la información relevante respecto a la Ley Limón la cual te seré de gran utilidad en el caso de que hayas comprado un coche en estas condiciones.

Índice
  1. ¿Qué es la Ley Limón?
  2. Requisitos de la Ley Limón
  3. Preguntas frecuentes (FAQs)
    1. ¿La ley Limón cubre los coches usados?
    2. ¿Cómo puedo saber si mi carro es un Limón?
    3. ¿Cuántos intentos tiene el proveedor para solucionar el problema?
    4. ¿Cuánto tiempo tengo para presentar una queja de la Ley Limón?
    5. ¿Qué ocurre si finalmente gano el procedimiento?

¿Qué es la Ley Limón?

Es una legislación cuyo objetivo es brindar opciones a quienes adquirieron un vehículo, así como otros productos, que no cumplen con las reglas de calidad y los estándares de rendimiento.

Hay una Ley Federal de Limón, así como normativas estatales propias de cada región. Para conocer, específicamente, sobre la referente a tu localidad, la Better Business Bureau (BBB) es la encargada de facilitar información al respecto.

Por ejemplo, en el caso de la Ley Limón de Texas, la misma se encuentra administrada por el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) de dicho estado. Tiene como función ayudar a los consumidores que compraron o alquilaron coches y los mismos presentan constantes problemas mecánicos.

En este caso, lo que la legislación hace es facilitar a esta persona a que el vehículo adquirido sea reemplazado o reparado en su totalidad para evitar que siga fallando. Esto terminará siendo mucho más sencillo, que ir a tribunales con el concesionario al cual le fue comprado el automotor con título Limón.

que es la ley limon

Importante: dicha ley cubre vehículos nuevos desde coches, furgonetas, motos, camiones, recreativos remolcables (TVR), eléctricos, etc., siempre y cuando presenten un defecto. El mismo debe estar cubierto por la garantía del fabricante. Sin embargo, la Ley Limón no cubre las fallas que no perjudican el uso o valor del vehículo en el mercado.

Requisitos de la Ley Limón

En primer lugar, debes estar al tanto de ciertas cuestiones. La principal es que la ley no aplica a cualquier situación. Como indicamos anteriormente, los problemas mecánicos deben presentarse siempre y cuando el auto o moto esté en garantía. No obstante, no tiene que ser una de carro nuevo. Puede tratarse de una limitada que venga con un automóvil usado.

Teniendo esto en cuenta, tenemos que la ley federal limón demanda que:

  • El fabricante del vehículo haya intentado arreglar la falla mecánica, “un número de veces razonable”, según lo indica la normativa. Por lo general, esto suele ser determinado por el tribunal, pero son entre 3 y 4 ocasiones. Asimismo, aplica que hayas tenido varios problemas con el auto que lo termina calificando como inservible.
  • Las veces en las que se intentó reparar el inconveniente ocurrieron durante los primeros 2 años en los que el coche ya era de tu propiedad.
  • Llevas al menos 30 días sin haber podido conducir el carro a raíz de las reparaciones (no tiene que ser consecutivos).

Además de los requisitos de la Ley Federal Limón y de las estatales, ten en cuenta lo siguiente:

  • Lleva el vehículo al concesionario solo para que lo reparen, si buscas solucionar el problema según los requisitos de la Ley Limón. En el caso de que lo lleves a otro taller mecánico, el fabricante no se hará responsable de la reparación.
  • Ten un registro de cada reparación. Si la situación llegase a terminar en los tribunales, deberás demostrar que el fabricante contó con todas las oportunidades para que arreglase tu carro, pero no lo logró. Igualmente, es necesario comprobar el tiempo en el que tu vehículo no se encontró disponible por los mismos problemas mecánicos que presentaba.
  • Contrata un abogado, si lo consideras conveniente. En la mayoría de los casos, los fabricantes cuentan con equipos de especialistas en el manejo de la Ley Limón, por lo que están capacitados para resolver cualquier reclamo al respecto.

Por lo tanto, te será muy útil si tienes de tu lado un experto en la materia. No solo te apoyará en las cuestiones legales, sino que además logrará que obtengas un buen resultado. Si ganas el caso, el fabricante o concesionario será el responsable de los gastos de tu representante.

carros limon leyes

Preguntas frecuentes (FAQs)

¿La ley Limón cubre los coches usados?

Sí, pero depende. Por ejemplo, tu vehículo usado estará cubierto por las leyes estatales limón siempre y cuando aún cuente con la garantía original del fabricante. Esta no puede ser un contrato de servicio extendido.

En el caso de que el problema haya comenzado y sido informado ante el concesionario mientras se encontraba bajo la garantía en cuestión y continuó fallando, la asistencia de la Ley Limón podrá estar disponible para que tu vehículo sea reparado en su totalidad.

¿Cómo puedo saber si mi carro es un Limón?

Para ello, el mismo debe cumplir con una serie de condiciones. Entre ellas tenemos:

  • Tener un problema complejo de fábrica.
  • Es necesario que la falla se encuentre cubierta por la garantía escrita del fabricante.
  • El dueño del carro informa sobre el defecto al concesionario o fabricante en el plazo indicado en la garantía.
  • El propietario le concede al dealer una cantidad de intentos para que proceda a reparar el inconveniente o condición.
  • Le notifica del problema al fabricante por corro postal (preferiblemente certificado) y le brinda una oportunidad para corregirlo a través de una carta.
  • Si la falla continúa y perjudica el valor del mercado del mismo o implica un grave peligro para el conductor al usar el vehículo.

¿Cuántos intentos tiene el proveedor para solucionar el problema?

La Ley Limón presume que le has dado al fabricante o dealer autorizado un número de intentos razonable para que realice la reparación de la falla, si pasas alguna de las siguientes pruebas:

  • Prueba de 4 intentos

Pasas la prueba si llevaste el auto al concesionario o fabricante para su reparación 4 veces por el mismo inconveniente dentro de los primeros 24 meses o 24.000 millas, cualquier cosa que ocurra primero, y aún así el defecto sigue sin ser arreglado.

  • Prueba de peligro grave para la seguridad

Implica un problema de tal magnitud que podría poner en peligro la vida del conductor y, que a su vez, impide que este controle el coche y pueda manejarlo con normalidad o que represente un riesgo de potencial incendio o explosión. Pasas la prueba si llevaste el vehículo a ser reparado 2 veces en el mismo plazo indicado en el apartado anterior.

como se si mi carro es limon

  • Prueba de 30 días

Pasas el test, si tu auto ha estado fuera de servicio por un defecto que cubre la garantía original de fábrica y lo llevaste a reparar en un plazo de 30 días o más en los primeros 24 meses o 24.000 millas y aún sigue persistiendo el fallo.

(Importante: el millaje no aplica a los TRVs o autos sin odómetro).

¿Cuánto tiempo tengo para presentar una queja de la Ley Limón?

El reclamo tiene que presentarse dentro de los 6 meses posteriores a:

  • El vencimiento del plazo de la garantía.
  • 24 meses tras la compra del vehículo.
  • 000 millas después de que obtienes el auto.

En base a lo anterior se determina por cualquier que de las situaciones anteriores que ocurra. Para mayor seguridad, presenta el reclamo tan pronto como te des cuenta de que el concesionario o fabricante está teniendo problemas para reparar el defecto.

¿Qué ocurre si finalmente gano el procedimiento?

La Ley Limón provee una serie de indicaciones, según el tipo de ayuda que obtienes si consigues ganar. Cada caso es distinto. El departamento (DMV) revisa los hechos de dicha situación cuando deba tomar una determinación al respecto.

Si ganas, el DMV puede ordenar cualquiera de los siguientes escenarios:

  • Reembolso. El fabricante deberá comprarte el vehículo por el precio de compra, incluyendo los impuestos, título y tasa de la licencia, menos una cantidad cobrada por el uso del automotor. Para deducir el monto se toma en cuenta el kilometraje al momento de la audiencia, entre otros aspectos. Solo los vehículos nuevos califican para este caso si ganas el procedimiento.
  • Reemplazo. El fabricante o concesionario tendrá que sustituir el vehículo auto defectuoso por otro similar al original: de la misma marca y modelo. El consumidor será responsable de cualquier mejora que quiera agregarle al automóvil. Aquí también solo aplican los carros nuevos.
  • Reparación. El fabricante o dealer tiene que reparar las fallas del coche. También se le deberá reembolsar al dueño del auto, el dinero gastado en reparaciones que debieron ser cubiertas por la garantía original.
¡Déjanos tu voto!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies con el fin de ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web.Puedes informarte de las cookies utilizadas o desactivarlas aquí. Más información