¿Se puede devolver un auto usado recién comprado?

Si hace poco realizaste la compra de un carro, pero por algún motivo estás pensando en devolverlo, debes saber que el concesionario no está obligado a devolverte el dinero o hacer un cambio después de que hayas firmado el documento de compraventa.

se puede devolver un auto usado recién comprado

Pero, existe una posible solución. Algunos dealers podrían permitirte que devuelvas el auto si el mismo presentó una falla mecánica o simplemente porque no estás conforme. Sin embargo, es solo en casos especiales. Veamos qué hacer si este es tu caso.

Índice
  1. 5 razones por las que devolver un carro
    1. 1. No puedes afrontar los pagos
    2. 2. Te estafó el dealer
    3. 3. Tu carro es un limón
    4. 4. Has cambiado de opinión
    5. 5. La política de devolución lo permite
  2. Alternativas a devolver un carro recién comprado

5 razones por las que devolver un carro

Aunque no es aconsejable pasar por este procedimiento ya que puede ser muy tedioso y complicado, por diferentes motivos podrías querer cancelar la compra y solicitar un reembolso al concesionario.

Una de las razones más usuales es que el vehículo presente un problema mecánico. De ser así, probablemente el vendedor entienda y acepte la devolución. Claro que también puede ser porque te arrepentiste o crees que no podrás pagar el préstamo que solicitaste para adquirirlo.

En este caso, es muy probable que el dealer busque darte alternativas de pago. Analicemos los motivos más comunes por los que una persona querrá devolver el carro recién comprado:

1. No puedes afrontar los pagos

Si este es tu contexto, te será complicado pedirle al concesionario la devolución de tu dinero. Esto se debe a que el dueño de la empresa podría señalar que tendrías que haber pensado en tu situación financiera antes de comprarlo. Lo cual, es una realidad.

De todas formas, si lo convences de que realmente estás ante un problema real ya que no podrás pagar las cuotas de cara al futuro, podría llegar a un acuerdo de darte un carro más económico. Primero que nada habla con quien te lo vendió. Si no funciona, pacta una cita con el director de ventas de la concesionaria.

razones para devolver un carro

Si ninguno acepta la propuesta, deberás pensar en cómo adaptar tu presupuesto para hacer los pagos mensuales. Una opción es refinanciar tu préstamo con un interés más bajo o a un mayor plazo.

2. Te estafó el dealer

Es uno de los motivos más frecuentes para querer devolver el carro después de haberlo comprado. Para ello, tendrás que reunirte con el director o gerente del concesionario. Asegúrate de acudir con la documentación en donde se demuestre que fuiste estafado por el vendedor.

Sin embargo, existe la posibilidad de que no tomen tu reclamo, puesto que ya firmaste el contrato. Háblale con calma. No pierdas los estribos. Si el dealer rechaza tu situación, también dispones de las siguientes alternativas:

  • Comunícate con la oficina del Fiscal General de tu localidad para informarle de lo ocurrido y conocer tus posibilidades.
  • Haz una queja ante el “Better Business Bureau” (BBB).
  • Contrata los servicios de un abogado especialista en la materia para emitir una demanda al concesionario.
  • Si bien quizá no te sirva de mucho para lograr tu objetivo, podrías dejar una crítica en la web del dealer para que otros sepan que podrían ser estafados.
  • Realiza una denuncia ante la Agencia de Protección al Consumidor o FTC de tu estado.

3. Tu carro es un limón

Si te percataste después de comprar el vehículo que tiene un título limón, tendrás que elaborar tu caso basándote en que no funciona. Recopila toda la información y documentación que permite demostrarle al concesionario que presenta problemas mecánicos por este mismo percance.

Para ello, deberás ir al departamento de servicio del dealer. Pídeles que tus quejas se tomen por escrito y con cada detalle de las ordenes de reparación que has presentado. Un carro es “Lemon” cuando tiene muchos problemas y no puede ser reparado.

carro titulo limon

Ten en cuenta que las leyes entorno a este tipo de título son diferentes según cada estado. Por lo tanto, tendrás que averiguar si es posible hacer un reclamo legitimo al respecto. En casi todo Estados Unidos, la ley limón solo aplica a los automóviles nuevos que presentan un grave defecto que le impide ser conducido.

Asimismo, otro de los requisitos para apelar a esta ley es el tiempo que paso desde la compra del auto, el kilometraje y la cantidad de veces que el dealer lo intentó reparar. Si tienes éxito con el reclamo, podrás devolver el vehículo, recibir un reembolso o en último caso, obtener otro coche.

4. Has cambiado de opinión

Si solo tienes un simple remordimiento, te será mucho más complicado devolver el carro al concesionario debido a que muy pocas compañías de venta de carros tienen un apartado al respecto en su política de devolución.

Y es que si ya firmaste el contrato, has aceptado abonar las cuotas tal y como el mismo lo estipula. Por ello, esta razón suele ser de las más difíciles para devolverlo. Si bien la FTC cuenta con la regla “Cooling-Off Rule” o norma de enfriamiento, con la cual tienes 3 días para cancelar la compra, la adquisición de un auto es la única excepción a esta. Por lo tanto, es poco probable que puedas regresarlo al concesionario, si este es tu caso.

5. La política de devolución lo permite

Si tienes suerte, el dealer con el que hiciste la compra de tu vehículo tiene una política de devoluciones. CarMax cuenta con una de 30 días. Por ejemplo, si adquieres un coche con ellos, durante este periodo podrás devolverlo obteniendo un reembolso o cambiarlo por otro que sea de tu agrado.

devolver auto usado

Igualmente, ciertos dealers disponen de programas de intercambio en los que cuentas con una cantidad limitada de días para cambiar el auto. Es importante que recibas por escrito la política de devolución de la compañía. De esta forma, no tendrás ningún problema con el concesionario en caso de que quiera negarse a hacer uso de la misma.

Alternativas a devolver un carro recién comprado

Como no es nada sencillo llevar a cabo la devolución de un vehículo que acabas de adquirir, a continuación, te facilitamos una serie de opciones que podrían servirte:

  • Piensa en vender el carro. Para solventar el problema rápidamente, lo que puedes hacer en ponerlo en venta. Aunque, no podrás recuperar la totalidad del dinero invertido, al menos obtendrás una parte. No olvides que el valor de un auto se deprecia apenas sale del dealer por lo que le afectará a tu bolsillo la diferencia entre el precio del concesionario y el monto que pagará el nuevo comprador.
  • Pide la devolución o embargo voluntario. Si crees que no podrás pagar las cuotas mensuales. Solicítale al prestamista llevar adelante esta acción. Puede que esto te liberé de abonar los pagos, pero piénsalo muy bien antes de tomar esta decisión. La entidad prestaría podría reportar lo ocurrido a los burós de crédito, algo que impactará de forma negativa en tu score crediticio. Esto hará que te sea difícil solicitar un préstamo de auto en el futuro.
  • Refinancia tu préstamo. En el caso de que quieras devolver tu auto después de haberlo comprado por una cuestión monetaria, esta alternativa te será la más aconsejable. Te permitirá obtener un tipo de interés menor. La refinanciación es una vía bastante utilizada, además de que no daña tu historial de crédito, a diferencia del embargo voluntario.

Siempre maneja diferentes opciones si crees que no podrás pagar las cuotas mensuales de tu auto. Antes de comprar un vehículo, sé prudente y piénsalo dos veces. No cometas un error que luego podría salirte mucho más caro.

¡Déjanos tu voto!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies con el fin de ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web.Puedes informarte de las cookies utilizadas o desactivarlas aquí. Más información